Revisión de la pistola de masaje: todo lo que necesitas saber

Los masajes son bien conocidos por ayudar a los deportistas a recuperarse, pero ¿suele tener a mano un fisioterapeuta o unas manos expertas? Pues hay una solución: la pistola de masajes. Deportistas, fisioterapeutas y quiroprácticos ensalzan los beneficios de este nuevo accesorio, que puede utilizarse en casa.

¿Cuándo se inventó la pistola de masaje?


Aunque la pistola de masaje es especialmente popular hoy en día, su origen se remonta a finales del siglo XIX. El sueco Dr. Zander creó la primera pistola de masaje en 1870 para aliviar los músculos atrofiados.
Olvidada durante décadas, Jason Werseland la recuperó en 2008. Tras sufrir una lesión de espalda después de un accidente de moto, este quiropráctico buscaba una solución.
Así que recurrió a las pistolas de masaje. Fue una revelación, ya que el dispositivo fue la causa de una reducción significativa de sus dolores y molestias. Desde entonces, y tras su entusiasta testimonio, la pistola de masaje ha pasado a primer plano en el mundo de la competición deportiva y la rehabilitación.

¿Es la pistola de masaje adecuada para mí?

La finalidad de una pistola de masaje es reproducir los movimientos realizados por su fisioterapeuta durante una sesión de terapia de masaje. El aparato estimula puntos específicos para favorecer la circulación sanguínea y liberar tensiones. El objetivo es actuar sobre distintas zonas del cuerpo para aliviar el dolor muscular y la fatiga.


Invertir en este aparato también supone un ahorro. Existen pistolas de masaje por unos cientos de euros, lo que permite a los deportistas ahorrar rápidamente en sesiones, ¡aunque las manos humanas sigan siendo las mejores!


Además, hoy en día existen pistolas de masaje con distintos grados de rendimiento, que incorporan varios niveles de presión y una decena de velocidades de rotación y/u oscilación. Así, el usuario puede adaptar la intensidad del masaje a su sensibilidad. Así, todo el mundo puede relajarse a gusto después de un duro entrenamiento utilizando este práctico dispositivo.
Recuerde que las actividades que favorecen la relajación son beneficiosas para la recuperación. En principio, una pistola de masaje será su aliada para ayudarle a recuperarse rápidamente de sus sesiones más agotadoras.


Por lo que respecta a los estudios científicos, aún no existen verdaderos estudios en profundidad sobre el uso de las pistolas de masaje, pero las estimaciones empíricas son muy positivas. Muchos profesionales de la salud han informado de buenos resultados para sus pacientes que sufren dolores musculares.


Los resultados para los deportistas son igualmente alentadores. Los deportistas utilizan la pistola de masaje antes del entrenamiento para « despertar los músculos » y después del ejercicio para reducir las contracturas musculares, los puntos gatillo o los nudos musculares que pueden provocar dolor y reducir el rendimiento.

¿Necesito comprar una?


Las pistolas de masaje parecen ser una muy buena opción para deportistas serios, compitan o no, o para personas que simplemente quieren relajarse. Existen diferentes marcas en el mercado, y cada una de ellas ofrece una serie de opciones: velocidad e intensidad de masaje ajustables, varios tipos de puntas y movimientos, motor silencioso, etc.

revisión de la pistola de masaje
Esta herramienta no sustituirá la intervención ocasional de un especialista en musculación y movimiento, pero es un complemento bienvenido a sus sesiones, y muy práctico para utilizar en casa por su cuenta.

Laisser un commentaire

Whey Proteina